RSS

El Padre de la Fe -parte 3

10 Mar

Fe

La palabra dice que así como el Salario de tu trabajo es una deuda y no un favor, aquel que cree en quien justifica al malvado, se le toma en cuenta la fe como justicia [Rom 4:5]. Ser justificado es ser aceptado. Nacimos siendo pecadores, está en nuestro gen, es la herencia terrenal, no apta para Dios. ¿Cómo alguien puede ser apto? A Abraham se le tomó en cuenta la fe como justicia.

Hoy hablaremos de tal héroe. Hemos leído de que su fe no flaqueó [Rom 4:19] y que no vaciló como un incrédulo, reafirmó su fe, plenamente convencido de que Dios tenía poder para cumplir lo que había prometido. Heb 11:8 “Por la fe Abraham, cuando fue llamado para ir a un lugar que más tarde recibiría como herencia, obedeció y salió sin saber a dónde iba”, pues «Todo el que confíe en él no será jamás defraudado»  [Rom 10:11]

Leer en Génesis la vida de Abraham es trascendental para entender porque Dios le llamo su amigo, un colega al cual no le podía ocultar su plan de destruir Sodoma y Gomorra, un sujeto que obedeció y creyó hasta el fin. Fue probado, y salió ileso demostrando que tenía fe.

A Prueba de Fe

Dios prueba nuestra fe para que nosotros podamos probar su fidelidad [1Ped1:7]. Se le hizo una promesa en su vejez, un hijo por quien tendría descendencia numerosa, Isaac. Además, a través de Abraham, Dios bendeciría a todas las familias de la tierra, ¿Cómo sería posible? sigue leyendo aquí.

Por una parte, la circuncisión era una señal en el cuerpo (corte circunferencial en el prepucio) de los varones, que indicaba que pertenecían a la familia de Abraham, el padre de la Fe. Luego todos los Israelitas, tendrían tal costumbre. Ellos eran el pueblo bendito de Dios. Por otra parte, quien creyera en Jesús, era considerado  -aun sin ser judío [incircuncisos]- descendiente, por la fe, de Abraham. Llegando así a bendecir a toda familia que creyera en todo el mundo, así el Espíritu Santo era la nueva señal en el corazón de aquellos que eran la nueva familia de Dios.

Retornemos al asunto de que la Fe se prueba. Tu dorada fe se acrisola en el fuego de las pruebas, así se demuestra que es digna de aprobación, gloria y honor cuando Jesucristo se revele. Esa prueba produce constancia y ésta lleva a feliz término la obra, para que seamos perfectos e íntegros, sin que nos falte nada [Sgo1:3-4]. Los primero cristianos del siglo I se enfrentaron al circo romano, a muertes violentas y encarcelamiento de por vida solo por declarar de que crean en Jesús. 2 Tes 1:4 Así que nos sentimos orgullosos de ustedes ante las iglesias de Dios por la perseverancia y la fe que muestran al soportar toda clase de persecuciones y sufrimientos. Hoy, ser cristiano es algo poco común, pero no extraño. Algunos lo han sintonizado como moda, otro como club de amigos y otros como “ir a la iglesia”, pero en realidad tiene fe quién permanece en la obediencia de la Palabra de Dios, ¿podrás pasar esa prueba?

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 10 marzo, 2014 en Grafía, Guía de Vida

 

Etiquetas: , , , ,

Después de leer esto, opino que...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: