RSS
Imagen

¡Todo al Revés!

06 Sep

¡Todo al Revés!

Hace exactamente tres meses y 27 días, experimenté suficiente carga emocional, desajustes laborales y la responsabilidad frenética de entregar un informe final de Practica Social como opción de grado. Si, aun no me he graduado. Al finalizar mis estudios de Universidad, debí hacer mis pasantías y luego elegir entre hacer Tesís, Minor o Práctica Social. El lugar donde fui pasante, me contrataron laboralmente y a la vez tuve que hacer desde Enero a Mayo el proyecto de práctica social. Para entender como Dios ha obrado en esto, debo iniciar desde el principio.

Estudié Psicología en la Universidad Tecnológica de Bolívar y pretendo graduarme el viernes 6 de septiembre de 2013, y ser parte de la Promoción de Egresados No. 57. Habíamos (si, dos personas) iniciado una tesis sobre deserción académica meses atrás, pero la abandonamos porque lo que realmente nos apasiona es el trabajo comunitario, la labor social. Así que abandonamos todos para aventurarnos en ello.

En enero de este año (2013) debíamos entregar una propuesta a finales del mes, pensamos erróneamente que podíamos hacerlo el día 31, un jueves (si el candelario de Windows no está mal), pero por políticas de la Universidad debíamos hacerlo el último viernes de cada mes y luego esperar un mes para recibir respuesta. Era una inconsistencia, pues debía esperar hasta febrero, máximo hasta el 28, también jueves.

¿Cuál es el problema de todo ello? Que existe un calendario académico, y las fechas de graduación son en Marzo y Septiembre, si pretendíamos graduarnos para esta última fecha, debíamos tener listo todo para otros cortes cronológicos: para mayo ya debíamos entregar resultados. Estábamos sobre el tiempo. La practica social dura siete meses, y las fechas se anticipaban con terror.

Dios siempre tuvo el control, en primeras instancias movió todo a nuestro favor, nos impregnó de su gracia. Nos permitieron entregar la propuesta mucho antes de lo estipulado (era el 28 de febrero y nos la recibieron un 4), luego aceptaron (aun cuando no es política de la universidad, y contrario al reglamente estudiantil) de que nuestro proyecto durará 3 meses y medio (y no los siete reglamentarios) con una intensidad horaria de 8 horas (y no las 4 exigidas). Desde entonces vinieron unos meses agotadores de trabajo, donde debía cumplir laboral y académicamente.

La publicación del listado de candidatos a grado la harían el 4 de marzo, no salí en lista a pesar de tener todos los requisitos, ¡Que frustrante al principio! Pero fue un error de sistema. Después el limite de entrega de  trabajos de grado era hasta el 1 de abril, nosotros lo entregamos tres semanas después, nuestra tutora fue pieza clave en este proceso. La Evaluación de trabajos de grado, monografías e informes era hasta el 15 de mayo, y 16 días después la pudimos entregar (parece negligencia estudiantil), fue entrega en tiempo récord pues trabajamos literalmente día y noche, fines de semana y hasta festivos en ese proyecto.

La fecha que cumplimos fue la de Sustentación de trabajos de grado hasta el 31 de mayo, nos fue excelente. El último día para presentar a Registro Académico Actas de Sustentación de trabajos de grado fue hasta el 6 de junio pero lo dejaron hasta el 21, y así siempre sucedía cambiaban fechas y nos daban una oportunidad, todo estuvo dispuesta a mutar para ayudarnos.

Nos certificaron de que estábamos listos para graduarnos, tuvimos que entregar una interminable lista de papeles y una traumática tramitología, sumado a una exagerada cantidad de dinero para el derecho a grado. Hasta el Alquiler de toga, compra de ropa de gala (pinta Guayabera) para una cena con los graduandos (donde recibí un reconocimiento) y la vestimenta elegante para la ceremonia de graduación.

Sin lugar a dudas, desde que dí mi primer día de clases (21 de enero del 2008), atravesando por mucho oleaje y dificultades cómo ésta de aquí, mucha inversión de dinero, de sudor y lagrimas (literalmente), una constante lucha interna, acontecimientos proclives, alegrías y triunfos académicos, encuentros nada casuales con un par de amigos de vinculo inseparable (especialmente Gina & Paola), hastaéeste último momento, momento en que debo alistarme para estar con mis padres que viajaron 197 km para seguir invirtiendo sus sueños impregnados en mi; momento en que debo dejar de escribir para cerrar sesión, ir al sastre, hacer un montón de cosas para el grado (como vestirme con corbata); momento en que debo esperar a que la mañana se extinga para lucir mi toga y birrete; momento en que termina mi academia e inicia mi profesión; momento en que ya he dicho casi todo, y por más que escriba no puedo definir lo que siento en este momento, mi momento.

Ya hoy no esta todo al revés, todo tiene su curso que siempre ha debido tener, Dios lo voltea todo para hacernos felices.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 6 septiembre, 2013 en Grafía

 

Etiquetas: ,

Después de leer esto, opino que...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: