RSS

Soy Invaluable para Dios

08 Jun

Empty brown living room

“Los cheques de tus insultos no tienen fondo en el banco de mi ánimo.” Mafalda

Quererse uno mismo requiere tener un código mental muy cimentado, una estirpe de pensamiento muy realista pero a al vez con altas expectativas, así como situarse en un contexto que moldee tu persona, de motivadores que lo impulsen siempre a buscar lo mejor y demás factores influyentes de los cuales quiero no hacer mención. Me centraré en otros parámetros que son espirituales.

Para ello, se debe antes definir Autoestima. Ésta es sentirse capaz y amado, una reputación adquirida de nosotros mismos. “Es un conjunto de percepciones, pensamientos, evaluaciones, sentimientos y tendencias de comportamiento dirigidas hacia nosotros mismos, hacia nuestra manera de ser y de comportarnos, y hacia los rasgos de nuestro cuerpo y nuestro carácter”. En resumen, es la percepción evaluativa de nosotros mismos.

Esta evaluación es muy influyente en nuestra personalidad, hasta el punto de que nuestra percepción sobre nosotros mismos sea distorsionada. partiendo de ahí, basta mencionar los Trastornos Alimenticios: como la Anorexia (distorsionada percepción de obesidad), megarexia (obesos que se perciben sanos y delgados), bulimia (comer demasiado en poco tiempo y luego vomitar o tomar laxantes por temor a engordar), vigorexia [Dismorfia muscular] (obsesión con imperfecciones, y percepción errada de debilidad física), dismorfofobia [Trastorno Dismorfico Corporal] (preocupación excesiva por un defecto físico real o imaginario).

En la Biblia existen muchos personajes que tenían un status alto, pero aun así se sentían muy poco. Descarto de inmediato que los altos perfiles no dependen de su posición social, sino de su identidad, de sus ideales y del trabajo por estos, pero existe algo mayor aun. ¿Te interesa saber que es?

Aunque era el mas alto, llamado y ungido por Dios para ser el primer rey de Israel, el Rey Saúl se sentía insignificante, el más pequeño, de la familia menos importante y descendiente de la tribu mas pequeña (1Sam9:21; 15:17). El resto lo puedes leer, su inseguridad como rey, su desobediencia a Dios y sus celos ante David, eran evidencias sobre su falta de indentidad. Su nieto Mefiboset (2Sam4: 4; 9: 6-8) era un príncipe, pero se consideraba un perro muerto, por ser paralitico, te escribí las citas para que te redirijas hacia esas historias.

Debes saber algo… Encuéntrate y sé tú mismo; no eres igual a nadie, tú eres incomparable e inimitable, tus huellas digitales te delatan, eres original e irreemplazable, Dios invirtió tiempo en crearte y escogerte como vencedor desde que fuiste engendrado, envió a su hijo para que obtuvieras acceso a la gracia, te redimió de la culpa, cargó con tu pecado y te justificó para que a través de la fe, aceptaras el regalo de la salvación.

Si dudas de ti mismo, estás vencido de antemano. El éxito más grande es la aceptación y confianza de uno mismo tal cual te hizo Dios, pues cuentas con todo lo necesario para superar los desafíos de la vida. Tu identidad debe ser la de Cristo, en él todo lo puedes en Cristo que te fortalece, gracias a él tienes el Espíritu Santo, que es la garantía de que eres hijo de Dios, tu nueva identidad.

Tus pensamientos son los arquitectos de tu destino. Los pensamientos te llevaran a tener propósitos, éstos te empujan a determinadas acciones, las cuales te llevan a tener hábitos, éstos determina tu carácter, el cual puede determinar tu destino, uno ya escrito. Las batallas más importantes en la vida son las que peleamos diariamente en el silencio de nuestra alma.

No te juzgues a ti mismo a través de los ojos de los demás, su opinión sobre ti no es tu realidad, ellos tampoco definen tu vida. Nunca te conviertas en una víctima. Defínete a ti mismo. La persona más influenciable con la que hablarás todo el día eres tú. Ten cuidado entonces acerca de lo que te dices a ti mismo. Nadie tiene una opinión buena de un hombre que tiene una opinión baja de sí mismo. Mateo 22:39: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo.”

Recuerda: No idealices a nadie, valora lo bueno que hay en ti y no busques agradar a todos.

Por último, medita en estos versos. Jeremías 1:5 –Antes que yo te formase en el vientre, te conocí; y antes que salieses de la matriz, te consagré y te di por profeta a las naciones.  

Salmos 139:13-16: Tú creaste mis entrañas; me formaste en el vientre de mí madre ¡Te alabo porque soy una creación admirable! ¡Tus obras son maravillosas, y esto lo sé muy bien! Mis huesos no te fueron desconocidos cuando en lo más recóndito era yo formado, cuando en lo más profundo de la tierra era yo entretejido. Tus ojos vieron mi cuerpo en gestación: todo estaba ya escrito en tu libro; todos mis días se estaban diseñando; aunque no existía uno solo de ellos.

Anuncios
 
1 comentario

Publicado por en 8 junio, 2013 en Grafía, Grandioso, Gráfico, Guía de Vida

 

Etiquetas: , , , , , , , ,

Una respuesta a “Soy Invaluable para Dios

  1. Anónimo

    19 marzo, 2015 at 7:47 AM

    Muy buen post muy edifican te gracias George

    Me gusta

     

Después de leer esto, opino que...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: