RSS

La Voluntad de Dios -parte III-

21 Mar

Vol Dios III

Este tema de la voluntad de Dios, es muy complejo. En las dos anteriores entregas (parte 1 y parte 2), argumenté sobre los deseos de Dios para con sus hijos, su mandato y sus directrices, el problema es que confundimos esta temática con nuestros sueños y/o realizaciones personales: Estudios, trabajo, ministerio, pareja y demás aspectos que están ligados a tu voluntad humana.

Entrelazaré aspectos de tu vida como cristiano, al plan de Dios. A menudo has tenido ansias por servir y hacerlo con alto grado de excelencia para el Señor. Pero esto debe estar ligado a un llamado, Dios te llama para que hagas su voluntad, pues te quiere en tal lugar y haciendo tal cosa. Pero es muy difícil saberlo por tus propias fuerzas.

El cuidador de un faro que trabajaba en una costa rocosa y que vivía cerca de un pueblo, recibía aceite una vez al mes para mantener la llama del faro ardiendo, para eso fue llamado. Una noche, una mujer necesitaba aceite para mantener a su familia caliente. Otra noche un padre necesitaba aceite para su lámpara. Otro necesitó aceite para suavizar una herida. Todas las peticiones eran de sumo cuidado, el cuidador trataba de suplirlas. A mediados de mes, se le acabó el aceite, y el faro se apagó, lo que causó que muchos barcos mercantes que abastecían al pueblo se estrellaran en esa costa, logrando escasez de víveres de cientos de personas afectadas.

“Se te confió el aceite por una sola razón: Mantener un faro ardiendo, aunque no entiendas porqué”. El hacer mucho, aunque tengas muchas buenas intenciones, no es suficiente. “Pero yo sé hacer muchas cosas” -piensas-, podrías pescar en muchas partes del mar, pero no por eso lograrás sacar muchos peces, solo en el lugar donde Jesús te dice: “Echa la red”. Se te ha concedido dones no lo descuides por servir en las alturas, cuando Dios quiere que seas útil en el anonimato, sirve en lo que fuiste llamado.

Sigamos hablando de los aspectos humanos, de tu vida. Antes de planificar tu futuro, ten en cuenta:

Efesios 5:15-17 Cuiden su manera de vivir. Vivan como sabios, aprovechando al máximo cada momento oportuno, porque los días son malos. No sean insensatos, sino entiendan cuál es la voluntad del Señor.

Así evitarás, tropezones, desgarres y esguinces en tu corazón. El Salmo 139 dice que nuestros días ya han sido escritos, como Dios tiene pensamientos de bien y no de mal para nosotros, y como todas las cosas obran para el bien de quienes le amamos, entonces debemos estar confiado que ese libro contiene promesas que nos harán felices y nos dejaran satisfechos. Pero debes tener un modelo de vida como dice:

 Romanos 12:1-2: […] Ya  que Dios es tan bueno con ustedes, les ruego que dediquen toda su vida a servirle y a hacer todo lo que a él le agrada. Así es como se le debe adorar. Y no vivan ya como vive todo el mundo. Al contrario, cambien de manera de ser y de pensar. Así podrán saber qué es lo que Dios quiere, es decir, todo lo que es bueno, agradable y perfecto. (TLA)La anterior es una de mis citas favoritas, dice que en adoración espiritual nos ofrezcamos  como sacrificio vivo, santo y agradable a Dios. Trasnforménse renovando su mente. “…Así podremos comprobar cuál es la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta (NVI)”. Si así procedemos, conoceremos lo que él desea, Pablo dice:

Colosenses 1:9-11 Al conocer plenamente su Voluntad con toda sabiduría y comprensión espiritual,se vive de manera digna del Señor, agradándole en todo. Esto es dar fruto en toda buena obra, crecer en el conocimiento de Dios y ser fortalecidos en todo sentido con su glorioso poder.

Insisto, preocúpate primero por amar a Dios con todo, para que puedas ser idóneo para alguien o para que te vaya bien en tus áreas vitales. Jesucristo dio su vida por nuestros pecados para rescatarnos de este mundo malvado, según la voluntad de nuestro Dios y Padre (Gálatas 1:4)

>Juan 5:39-40 Y ésta es la voluntad del que me envió: que yo no pierda nada de lo que él me ha dado, sino que lo resucite en el día final. Porque la voluntad de mi Padre es que todo el que reconozca al Hijo y crea en él, tenga vida eterna, y yo lo resucitaré en el día final.

>Apocalipsis 2:26 Al que salga vencedor y cumpla mi voluntad hasta el fin, le daré autoridad sobre las naciones

¿Qué mayor recompensa por vivir como Dios quiere? Deja de pensar que su voluntad solo tiene que ver con que vivas feliz, sino que debes agradarle con tu vida.

1 Juan 2:17 El mundo se acaba con sus malos deseos, pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre

La mayoría de nosotros reconoce que Dios tiene un plan para la vida de cada creyente, pero algunos aparentemente piensan que la voluntad de Dios está perdida ¡Al menos dicen que la están buscando! No me imagino a Dios jugando con nosotros: “caliente, caliente, tibio…”. Otros esperan escuchar la voz, tener un sueño o una experiencia que te indique el camino, y por últimos aquellos que le tienen miedo a su voluntad, solo debes temer solo a no hacerla.

Ya que Dios tiene una voluntad para nosotros, Él debe querer que la conozcamos. Si es así, podríamos esperar que nos la comunique en la forma más obvia. ¿Cómo sería eso? A través de la Biblia, Su revelación. La voluntad de Dios está, en efecto, muy explícita en la Escritura, por ello he escrito abiertamente citándola.

Debo ser sincero contigo, mi apreciado lector, la aparente demora de Dios para cumplir una promesa, no se debe entender como impotencia o infidelidad sino como paciencia, él desea que antes que nada le conozcamos, y junto con él recibamos el premio de su fidelidad y de nuestra obediencia: Salvación. Por eso aún no se ha revelado su juicio. Esto es lo primero acerca de la voluntad de Dios:

1 Timoteo 2:3-4: Porque esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador, el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad

La voluntad de Dios es que seas salvo. Si vas deambulando por la vida y lanzando de vez en cuando algunas oraciones a Dios, pero no te has arrodillado al pie de la cruz y no has conocido a Jesucristo, entonces aún no estás ni siquiera en el comienzo de la voluntad de Dios, él no tiene razón alguna para revelarte algo en particular acerca de tu vida porque no has conocido el requisito número uno: la SALVACIÓN. Dios solo guía a los Suyos. A quiénes aceptan vivir como él quiere, porque es lo más conveniente, pues te diseñó y sabes lo que en verdad necesitas. Él respeta tu decisión, pero sabe que sin él, nada podrás hacer.

“Y las ovejas le siguen porque conocen Su voz” (Juan 10:4). Sin Cristo, el hombre es un extraño para Dios.  El que hace la voluntad de Dios permanece para siempre, ¿quién es el único que puede dar vida eterna? Jesucristo. Reconocer nuestro pecado no es agradable, pero debemos reconocer que necesitamos de la Sangre de Cristo.

Esto puede parecer tedioso, pero aun tengo mucho que decir, espero no llevarme sino máximo 5 partes. Porqué sino consideraría seriamente escribir un libro digital.

Por último (por ahora), para Ti que ya le conoces: hay un mundo allá afuera que necesita a Jesucristo. Dios quiere que sean salvos, y tú y yo somos vehículos para transportar el Evangelio. Ésa es la voluntad de Dios.

Anuncios
 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , ,

Después de leer esto, opino que...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: