RSS

Procrastinación: ¿Porqué perdemos el tiempo?

09 Ago

Prácticamente todos perdemos el tiempo. Es algo intrínseco de la naturaleza humana. Esto se llama: Procrastinación.

No dejes para mañana lo que puedas hacer pasado mañana
– Mark Twain

Varios psicólogos han estudiado este comportamiento, concluyendo que lo que nos lleva a perder el tiempo  es una mera combinación de tres factores que en mayor o menor medida están presentes en todos los individuos.

La expectativa: Continuamente se generan expectativas sobre aquello que hay que realizar.  Cuando los fallos al hacer alguna tarea se suceden de forma continua, empezamos a ver el error antes de ni siquiera intentarlo. Esto impacta nuestra confianza y optimismo. Si flaqueas es estos dos últimos aspectos, empezarás a valorar en exceso la recompensa de las tareas que tienes que hacer o que el lograrlo esté dentro de tu alcance o no.  Si así pasa, y la respuesta es negativa, pospondremos las tareas para más adelante.

¿Crees que el exceso de confianza genera procrastinación?, ¡No! al contrario. 39 estudios con más de 7.000 individuos han demostrado que los procrastinadores tienen menos confianza de lo común. Si creen que no son capaces de encontrar un trabajo, no lo buscarán; si creen que el ejercicio les resultará difícil, no lo harán.

La valoración: Las tareas no tienen igual peso y relevancia, cada persona evalúa diferente estos aspectos. Normalmente el placer y el relajo son primero, y efectivamente dejamos para ultima hora las responsabilidades (académicas, laborales, familiares).

Otros 12 estudios (más de 2.000 individuos) avalan que el 70% de las personas que se apuntan a un gimnasio por un largo periodo de tiempo, rara vez  hacen deporte, y que los productos navideños están en las tiendas con un mes de antelación, pero el 24 de diciembre se llenan como nunca. Muchos hacemos algo a su debido tiempo (lo que amamos hacer), pero nuestro denominador común: posponemos lo NO tan placentero.

El tiempo: Aquí radica el meollo del problema. El tiempo es algo finito y durante un periodo limitado de éste tan sólo podemos hacer un número de tareas limitadas. Esto incluye las tareas placenteras y las no.

La impulsividad es la base de este tipo de procrastinación. Varios estudios (con 20.000 individuos) muestran conexiones entre la procrastinación y rasgos asociados a la impulsividad: poca meticulosidad, propensión a la distracción y bajo autocontrol.

Además,  la demora de la satisfacción. No es lo mismo saber que una tarea finalizará en 10 minutos, que saber que finalizará en 10 días. Si además es algo que no reporta el menor placer, esta tarea posiblemente se  retrasará.

La ecuación de la procrastinación

Agrupando estos factores, se crea la ecuación de la procrastinación, para calcular la motivación. Ésta está en función de los valores ya descritos: expectativa, valoración y tiempo (impulsividad y demora de la satisfacción).

Por último, como propina dejo un pequeño vídeo que muestra lo que es un día en la vida de un procrastinador cualquiera.

 

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 9 agosto, 2012 en Grafía

 

Etiquetas: , , , ,

Después de leer esto, opino que...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: