RSS

¿Qué es la Felicidad?

15 Ago

No hay deber que descuidemos tanto como el deber de ser felices

Que es la Felicidad

Puede que tú o que alguno de tus conocidos  se haya preguntado en algún término de la vida: ¿Soy Feliz? Quizás has leído libros que te garantizan en su portada darte las pautas para hallar tan titánica cosa como lo es la felicidad. Quizás has dicho a la ligera esta frase: “estoy feliz”; durante centurias y milenios hemos pensado que la Felicidad se halla en casa, otros pensamos que es fuera de ella, algunos imaginamos la perfecta felicidad teniendo algo soñado… una propiedad o bien común, una persona a nuestro lado, suerte en los negocios, viajar por el mundo, riqueza, salud… qué sé yo.

O has concluido que la felicidad es un estado de animo, estar siempre alegre. Una necesidad, un sentimiento, un concepto, una ilusión o la estación ideal de la vida. No quiero darte la respuesta que te convenza, mucho menos quiero venderte una receta, tan solo deseo compartir contigo lo que me ha hecho feliz a mi.

La vida está llena de pequeñas alegrías, el arte consiste en identificarlas. Por cada minuto que estás enojado o aburrido, pierdes 60 segundos de felicidad. Muchas personas se pierden las pequeñas alegrías mientras aguardan la gran felicidad, y esperan que todo marche a la perfección en nuestra vida, pero déjame darte un consejo, Acostúmbrate a estar consciente de que el engranaje de tu vida muchas veces se va a desequilibrar pero ante todo debes seguir. La verdadera felicidad es continua, no se pierde cuando la encuentras, no es inestable en el tiempo. La felicidad no es una estación de llegada, sino un modo de viajar.

Debo también decirte cosas que ya sabes y que duelen recordarlas, pero son necesarias, cuando idealizas tu felicidad, casi siempre sucede que obtienes tus ilusiones un tanto fragmentada, faltando algunos detalles y desajustada. Si nunca se cumple tu sueño, entonces, ¿Puedo escribir en tu lapida: “No conoció la felicidad”? o “Murió siendo infeliz”. Cuando te sientes a gusto con lo que tienes, -excluyo mediocre conformidad- aun siendo poco –hablo en términos de valor estándar- para ti es mucho, te sientes feliz con ello. Un amigo mío, que nunca conocí llamado Tolstoi, decía que “El secreto de la felicidad no está en hacer siempre lo que se quiere, sino en querer siempre lo que se hace.”

Nadie es tan feliz ni tan desgraciado como él mismo se imagina. Así, que la felicidad, depende en gran medida de tu percepción acerca de estas preguntas: ¿Quién eres? ¿Qué haces? ¿Qué tienes? ¿Dónde estás? y  ¿A dónde vas?. Si no tienes respuesta a ellas, seguramente no eres feliz por completo. Cuando no defines una identidad y un rol, buscas siempre equivocadamente, sin encontrar lo que te hace feliz. La felicidad es íntima, no exterior; y así no depende únicamente de lo que tengamos, sino potencialmente de lo que somos y de lo que seremos. Pero aun esto no es la felicidad verdadera para mi, falta varios kilómetros más, antes de hablarte sobre mi propia felicidad.

Deberías acomodarte un poco, te siento como tenso, relájate. Conocer el valor de las respuestas de los anteriores cuestionamientos, te llevan a cuidar de ti, a cuidar tus talentos, cuidar tu posición y cuidar tu visión, tu destino. La felicidad siempre viaja de incógnito, sólo después que ha pasado sabemos de ella.

Nuestro tiempo es el pizarrón con el que escribimos nuestras dichas y desdichas, vivir en el pasado te encierra en el mundo de los muertos vivientes, solo los fantasmas viven cuando tú les das vida. Vive tu realidad, aunque creas que todo pasado fue mejor, no es de sabios afirmar eso. Debes invertir tiempo en ti y en tus cosas-excluyo el egoísmo y el egocentrismo-, porque para ser feliz hay que entenderse, conocerse y aceptarse; así, para poder hacer felices a otros, debes entenderlos, conocerlos y aceptarlos. Cuando hemos renunciado a nuestra dicha y nos contentamos con ver dichosos a los que nos rodean, es quizás cuando comenzamos a serlo. Todo el mundo desea ser feliz; pero no desea que todo el mundo sea feliz. Aun no he conocido a nadie que alcance felicidad por si mismo, siempre ha necesitado de manos y corazones extras.

La alegría verdadera es serena y la verdadera felicidad se sustenta en la virtud. Cuando vives íntegramente siempre tendrás recompensa, y constantemente tendrás dibujada una sonrisa en la boca. Si quieres comprender la palabra felicidad, tienes que entenderla como recompensa y no como fin. Nadie que se deleite en lo malo, tendrá felicidad. Jamás ella esta presente cuando se daña el corazón o la esperanza a otros. Los tiempos felices en la humanidad son las páginas vacías de la historia, los años en que las guerras no eran registradas por el numero de bajas de todo un continente.

No es posible que viva feliz quien no dirige sus ojos más que para sí mismo y todo lo refiere a la propia utilidad: si quieres vivir para ti es menester que vivas para otro. Vivir para los demás no es sólo la ley del deber, es también la ley de la felicidad. Sino pregúntale a tu madre. Ella es feliz, si tú estás bien. Si ya eres padre, sabes de qué hablo, aunque yo no soy aun uno de ustedes.

Así, quiero decirte que alguien escogió de antemano tu felicidad, y sabía que debía vivir para ti, y en consecuencia morir por ti. Si, de nuevo es Jesús quien capta tu atención.

En la Biblia, en el libro de Eclesiastés escrito por el hombre más sabio que ha existido, Salomón, dice: “Consideré luego todas mis obras y el trabajo que me había costado realizarlas, y vi que todo era absurdo, un correr tras el viento, y que ningún provecho se saca en esta vida” (Ecl 2:11  NVI) y también en el libro de Proverbios: “Para el afligido todos los días son malos; para el que es feliz siempre es día de fiesta” (Pro 15:15  NVI). La felicidad no solo es un destino, sino un andar día a día

Para conocer la felicidad, conoce a Jesús, lo más provechoso que existe es saber que él tiene respuesta a nuestras preguntas, en él sabrás quién eres, que tienes, en dónde estás y en dónde estarás… solo si decides aceptarlo en tu corazón como el Amo de tu vida, y ¿Quién mejor que él? Te conoce tan bien y sabe que necesitas, Vida eterna. Si quieres ser feliz solo acá en este mundo, pobre son tus sueños.

Estar con Jesús para siempre es la suma de toda la felicidad. Un sujeto llamado pablo le escribió una carta a la iglesia de Filipos, un fragmento de ella dice: “…Deseo partir y estar con Cristo, que es muchísimo mejor” (Flp 1:23 NVI). El sabía que la felicidad estaba en aquel Jesús, su Señor. Confiar y obedecer al Señor, trae la verdadera felicidad, en los salmos dice: “Dichoso aquel cuya ayuda es el Dios de Jacob, cuya esperanza está en el SEÑOR su Dios” (Sal 146:5  NVI). La felicidad es nuestra cuando nos deleitamos en el Señor, dice también en Salmos: “No temerás recibir malas noticias; porque tu corazón está firme, confiado en el SEÑOR” (Sal 112:7  NVI).

Epícteto, otro amigo que jamás hablé con él, dijo: “La felicidad no consiste en adquirir y gozar, sino en no desear nada, pues consiste en ser libre.” Jesús no dio una mejor libertad, libertad para vivir, y luego para pedir. Ese privilegio lo tienen solo aquellos que han entregado su voluntad a él. Para ser feliz hacen falta dos cosas: cerrar los ojos y abrir las manos. Es en la oración donde encuentras la tranquilidad cuando no todo marcha bien. No permitas que tu felicidad dependa de algo que puedas perder, sino debe depender de Jesús, quien por siempre permanece.

Si, ya le entregaste tu corazón a él, y vives como él quiere, recuerda que no hay verdadera felicidad lejos de la santidad ni hay santidad lejos de Cristo (Heb_12:14).

Entonces, ¿Cuál es tu Felicidad?

Anuncios
 
13 comentarios

Publicado por en 15 agosto, 2011 en Grafía, Grandioso, Guía de Vida

 

Etiquetas: , , , , , , ,

13 Respuestas a “¿Qué es la Felicidad?

  1. Anónimo

    19 agosto, 2011 at 12:20 PM

    las excusas se desvanecieron, los argumentos decayeron, la razón guardo silencio.
    mi corazón entendió y fue enseñado… viví de nuevo!

    Me gusta

     
  2. Ketty Cordoba

    29 septiembre, 2011 at 8:46 PM

    Me llama mucho la atencion este escrito, cada vez que puedo lo leo, me hace poner los pies en la tierra cuando lo necesito… Gracias AMIGO Jorge!

    Me gusta

     
  3. Anónimo

    1 febrero, 2012 at 6:29 PM

    Me conmueve…

    Me gusta

     
  4. Anónimo

    9 mayo, 2012 at 9:14 AM

    Oye… realmente nua habia leido algo tan bello. Quiero seguir leyendo esas cosas.

    Le gusta a 1 persona

     
    • georgecodex

      13 mayo, 2012 at 9:08 AM

      Gracias, ¿Ya leíste: “Qué es el amor”? sigue el link que ésta en otros comentarios

      Me gusta

       
  5. Federico Escalante Gallardo

    8 agosto, 2012 at 11:22 PM

    Impresionante las descripciones de la felicidad, me ha hecho reflexionar una y otra vez, hice las comparaciones, donde menciona la Biblia, mi trabajo respecto a la felicidad va a ser sorprendente en mi clase gracias.

    Me gusta

     
  6. Anónimo

    15 septiembre, 2012 at 11:32 PM

    mm que interesante el tema
    tus opiniones si que me conmovieron
    la biblia tiene toda la razon
    😀

    Me gusta

     
  7. Anónimo

    16 febrero, 2013 at 2:55 PM

    jau porque nunca había leído esto es buenísimo pensamientos q tienes de la felicidad

    Me gusta

     
  8. Roxi

    10 agosto, 2013 at 10:49 AM

    jau! Me emocione!

    Me gusta

     

Después de leer esto, opino que...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: