RSS

Manifiesto Masculino (vol 1)

06 Abr

El siguiente escrito es producto de la realidad, cualquier parecido con la fantasía es pura coincidencia.

Mi amor ya que llegas al tema debo confesarte muchas cosas, después de mucho tiempo he demostrado ser alguien de pocas palabras, así de igual son mis pensamientos, solamente espero una sola cosa cuando hablamos: no terminar esta relación, y esta no es la excepción.

Debo criticarte algo, casi nunca lo hago, pero ya es tiempo. Tengo un caos por dentro, pero prefiero desenvolverlo por escrito porque me vas a hacer en vivo muchas preguntas, utilizo el blog de mi gran amigo Jorge porque no quiero responder ninguna de ellas, y mucho menos quiero escuchar tus quejas. Si te respondo en directo, serán simples SI y NO, los cuales son respuestas perfectamente aceptables para cualquier pregunta, sin tanto argumento.

Si ya te estás quejando mentalmente, te suplico no sigas leyendo. Pero se hasta dónde eres capaz de llegar, y por lo que veo terminaras de leer este post.

Empezando por tu autoestima. Si piensas que estás gorda, muy probablemente sea cierto. No me lo preguntes. Me voy a negar a contestar. No te autolaceres pensando que por eso te voy a dejar, ¿Acaso no me emparejé contigo cuando tenias unos kilos demás?

Bien. Ahora, discutamos nuestro rol en la relación. Si no te vistes como modelo de ropa íntima, no esperes que yo me comporte como un galán de telenovela. Eso no quiere decir que te trataré como la hace una bestia, pero no esperaras tanta melosería, cada día estoy estresado y necesito un par de masajes que nunca recibo.

Yo soy Ingeniero, ¿Recuerdas? No soy comunicador social, por eso si quieres algo, solamente pídelo. Dejemos esto en claro: las indirectas sutiles no funcionan, indirectas directas no funcionan, las indirectas muy obvias tampoco funcionan. Dime las cosas tal cual como son. Después no te decepciones cuando no me di cuenta que estaba equivocándome.

Por otra parte, si haces una pregunta para la que no quieres respuesta, que no te extrañe una contestación que no quieres oír. A excepción de ¿Mi amor estoy gorda?, esa siempre la negaré. (Aunque ya sabes que estás gorda). Cuando me preguntas varias veces y mantengo silencio, mejor calla, a veces soy una bomba de tiempo.

El otro día no fui capaz de decírtelo en tu cara, hoy tengo las agallas por que el blog me da esa energía. A veces no estoy pensando en ti. No pasa nada. Por favor acostúmbrate a eso. No me preguntes en qué estoy pensando, a menos que estés lista para hablar de temas como política, economía, futbol o videojuegos. Mientras tanto, tengo una pregunta ¿Piensas en mí en todo momento? Si me respondes afirmativamente, entonces tu cabeza está un poco desajustada, y hueca, además me da miedo esa enfermiza obsesión.

Toda mi semana es para ti, pero respétame el domingo, ese día es santo, lo he reservado con una promesa que le hice a Dios: “Cada domingo, cada ocho días, el asado o la parrilla, con los compinches viendo los partidos en Tv o en el estadio”. Es como la luna llena o la marea, no se puede evitar. Tal vez quieres ir de compras conmigo, no es divertido, y yo nunca voy a considerarlo divertido.

Espero que no tengas impulsos para seguir leyendo. No quiero que sufras.

Déjame y retomo la idea… ah así, ya la retomé. Quiero hacerte saber que cuando tengamos que ir a alguna parte, absolutamente cualquier cosa que te pongas está bien. DE VERDAD. Tienes suficiente ropa. Tienes demasiados zapatos. El llanto es chantaje. La mayoría de los hombres tenemos tres pares de zapatos. ¿Qué te hace pensar que sirvo para decidir cual par de los treinta que tienes combina bien con el vestido? Además no estudio Diseño para conocer la teoría del color que usas para combinarlos; los hombres vemos nada más que 16 colores. El melón es una fruta, no un color. El Ocre, Vino tinto, el pardo, el cyan, el magenta, y otra lista de colores para todas la estaciones y ocasiones no los conozco, yo estudio Ingeniera te lo vuelvo a recordar.

Siempre me llamas por emergencias como la del gato, por mi ese condenado aparato se hubiese quedado en el árbol; como la del computador, si el Messenger no inicia la vida debe proseguir su curso normal; si tus amigas dijeron que estabas gorda y necesitas consuelo, ¿Qué más te puedo decir?; si tu mamá llamó repentinamente para hacernos una visita relámpago ¿Qué te hace pensar que yo correré a prepararle una cena de bienvenida? Eso me recuerda a la promesa que te hice de la luna de miel en París. Acude a mí con un problema solamente si quieres ayuda para resolverlo. Para eso sirvo. No me pidas empatía como si yo fuera una de tus amigas. Una jaqueca que dura 7 meses es un problema. Que te vea un médico.

Volviendo a ese asunto de las preguntas, si te pregunto si pasa algo malo, y tu respuesta es “nada”, voy a reaccionar como si nada malo pasara. Bien, además no me gusta que me preguntas algo como: ¿Me quieres? Ten la seguridad de que si no te quisiera no estaría contigo.

Ya casi acabo.

Mi amor (espero que sigas siendo eso), debo confesarte que si me pica, me voy a rascar. Si tengo picazón, debo usar mi mano con urgencias. No importa dónde, cuándo, ni frente a quién, lo voy a hacer, aun cuando me haga las caras que no veo porque solo estoy centrado en rascarme. La sensación después de esta no es de vergüenza sino de placer y satisfacción.

Por último, si algo que dije aquí en público puede interpretarse de dos formas distintas, y una de ellas hace que te entristezcas o te enojes, mi intención era decir la otra. Y si aun quieres continuar conmigo es que eres una masoquista o que todavía me quieres a pesar de todo. Si quieres contestarme hazlo por este mismo medio.

Esperen mas adelante, la segunda entrega de Manifiesto masculino Vol 2, otro de mis escritos cargado de sutil humor, nada personal, solo invención de mi tiempo libre. GC.

Para leer el post de la respuesta de su novia, continuen la lectura aquí: Manifiesto Femenino VOL I

Anuncios
 
6 comentarios

Publicado por en 6 abril, 2011 en Genialidades, Gracioso, Grafía

 

Etiquetas: , , ,

6 Respuestas a “Manifiesto Masculino (vol 1)

  1. oscar

    6 abril, 2011 at 4:46 PM

    se ve que sabes de la dinamica delas relaciones una forma divertida de entender cosas de las mujeres pero aveces hay que ser empatico, captar lo que hay detras de un “nada me pasa” por lo demas te qued reservada la corona de gloria o gina bueno esa

    Me gusta

     
    • georgecodex

      7 abril, 2011 at 10:07 AM

      Oscar,
      Mi apreciado lector, la empatía de este personaje (como todos lo que estoy ingeniándome) no esta ligado ni en el más mínimo sentido a mi ideología sarcástica a cerca de temas femeninos (o reproches hacia el género). Yo, sé que el tono del “nada me pasa” delata que si pasa algo. Para acabar, no me quedó claro las 4 últimas palabras.

      Me gusta

       
  2. ivan

    10 abril, 2011 at 6:19 PM

    hey primo no lo alcase ha leer pero vakano

    Me gusta

     
  3. M

    18 septiembre, 2012 at 11:51 PM

    Que mamon. Me harte de reirme.

    Me gusta

     

Después de leer esto, opino que...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: