RSS

Desintoxicación: Te puede pasar a Tí

21 Feb

Esto no es más que una pequeña solvencia de mi desfachatez de infante universitario, un conteo inequívoco de mi estúpida agonía que para colmo de males no es lo suficientemente colosal como para formar tanto lio.

Hace un par de semestres –Si, estudio; no solo pierdo el tiempo posteando- daba una clase titulada Psicofisiologia, la cual por cuestiones no tan suertudas de la vida perdí en un intento desesperado de controlar la tajante situación del “por un solo trabajo que no entregué no pasará nada”, no me esperaba que en los tres cortes estaría corto. Pero como todo error desencadena una partícula –diminuta o magna no importa- que consecuentemente crea un vacio en el futuro (vacio, puesto que no existe en el ahora) que se convertirá en tu agujero negro.

De mi agujero negro quiero hablar… mmm, no me mal interpreten denle al link y comprueben que hablo de aquel fenómeno cósmico traga constelaciones en el universo denominado de esa extraña forma; así que no me refiero de conceptos inferiores. Cerrando el paréntesis, quiero batir el agua en que me ahogo, en esta bendita estrechez de mi vida.

Ayer, domingo en Colombia, no sé que día era en otros planetas, me dispuse toda la tarde a estudiar como un desenfrenado demente dejando atrás la comida, el descanso, la diversión, y el aseo… si, si, no me bañe en horas de la tarde. Releí mis apuntes, investigué más allá de mis posibilidades y emplee el tiempo restante en elaborar un taller sobre un laboratorio de la misma materia. Me dormí sobre libros y sobre el teclado de mi laptop…

…Interrupción…

¡Ahh ya entiendo! Si, ésta mañana pensé que inconscientemente, poseído o sonámbulo, había escrito la cadena completa del genoma humano, porque en mi procesador de textos aparecía algo como:

gjshsnksjsmnklahyuwhjomjcgthcgtcwhgmhwgxgntwxgmgwthdsghxhid y miles de letras mas, solo fue que me dormí sobre el teclado y presione indefinidamente un par de teclas… ya veo, tiene sentido, sé que para vosotros no… olvídenlo.

Sin salirme del ámbito, por mi casa  la luz se fue de desenfreno con un par de amigos, los morosos, por lo tanto no pude imprimir, corrí (en un Autobús) con afán exagerado a la U –la cual está Acreditada y esa noticia me animó-, además otra noticia descabellada me despeinó, los Microbus no cobrarían la tarifa nominal -500 $ colombianos- a los estudiantes por un viaje d 120 m o d 6 minutos sino el pasaje completo -$1.400- por ley absurda de no sé quien absurdo, después de un tercio de hora pude llegar casi incompleto, con un peso extra en mi espalda por el laptop, y en otra dimensión paralela  afuera de la institución superior por fin pude imprimir el pinche taller que casi me deja sin neuronas.

Volví a correr como alma que lleva el diab… digo como alma que lleva Cristo, casi me ganaba corriendo a Will Smith, yo nadaba en busca de mi felicidad, “A ésta etapa de mi vida la he titulado: Media Maratón de Cartagena”; el ascensor estaba repleto de parches, y subí los cinco pisos, 189 escalones –porque los he contado- con no sé cuantos kilos en mi espalda, y por fin legue al aula, repasé en el salón, la docente tardó un tanto y…

“Jorge… no puedes hacer el parcial” -¡Qué diab…! digo ¡Que ángeles! Explique de las miles de formas y solo recibí un descafeinado “Son políticas de la Universidad, no puedes hacer nada”. Ya no me parecía tan chévere la acreditación de la… universidad.

Un pequeño factor que se me olvidó –con buena intención- fue mencionar el ligero hecho de que mi Universidad es privada, y yo también vivo de forma privada… privado del TV, de la Internet, de la comida, del dinero… este ultimo me es necesario de manera urgente, debí haber pagado la matricula, debí haber renovado el crédito Icetex, debí, debí, debí… ¡Pero no he podido! Y quien no paga no se activa financieramente, quien no se activa financieramente no aparece en las lista de estudiantes legales, quien no aparece en las lista de estudiantes legales no se le permite entregar trabajos ni hacer parciales, a quien no se le permite entregar trabajos ni hacer parciales podría perder la materia, otra vez, y no entrar al ciclo profesional, otra vez. ¿Capish?

Desecho, mire a los ojos de la docente y le dije: ¡Por favor!, quise imitar la mirada gatuna o la de un bebé a punto de llorar. Me devolvió una mirada fría entre sus gélidas gafas y me contestó: ¡No insista que no le voy a realizar el Parcial!

Jorge

Estudiando para el parcial

Fue allí cuando le arrebaté uno de sus exámenes con tal agresividad que quedó perpleja, arrugué el examen con tal violencia que quedó atónita, y le introduje la bola de papel en su boca con tal fuerza que se le atoró, salí victorioso del salón entre aplausos de aprobación de mis congéneres.

“Jorge, Jorge… no te quedes allí parado” me dijo e interrumpió esos pensamientos morbosos. En realidad lo que hice fue devolverme a mi silla y achicarme en mi soledad, nadie se sienta a mi lado y para colmos de males, la misma docente que me humilló sin querer ante su presencia sin querer dice para cerrar con broche de oro la fabulosa escena del circo:

En grupos de tres personas por mesa, siéntense allá donde esta Jorge que él no va a realizar el parcial.

Todos me miran, por fin lo hacen, en sus cabecitas debería rondar algo como: “eso fue lo que le decía a la profesora, que no iba a hacer el parcial porque no se ha preparado”. Los miré como diciendo: ¿Qué ven? ¿Nunca han visto a alguien con problemas financieros? Tome mi pesado maletín y salí hecho añicos.

No vas a llorar, no vas a llorar, le repetí a mi espíritu un centenar de veces, pero mi catástrofe pudo más que mi dictamen. Estuve hecho migajas hace unos instantes, ya estoy en un desagüe, los niveles del agua descendieron, la ola invernal cesó y ya estoy desahogado.

Solo sé algo… Cuando las cosas salen bien, Dios tiene un propósito; cuando salen mal, Dios también lo tiene, Él está detrás de todas la cosas de nuestra vida, sólo para llamar nuestra atención y decirnos: “Déjame a Mí los asuntos diminutos y magnos de tu vida, y toma mis asuntos: predicad el evangelio por doquier, salvarlos a todos, ser testigos del Señor, vivir como Él vivió, reconciliar el mundo con Dios, amar… y dejarse amar.

Hoy aprendí que tengo que relajarme, me matricularé, saldré de esta y pasaré esa materia que no es más fuerte que yo.

Yo confió en Dios y tú?

Anuncios
 
1 comentario

Publicado por en 21 febrero, 2011 en Gracioso, Grafía, Grandioso

 

Etiquetas: , , , , ,

Una respuesta a “Desintoxicación: Te puede pasar a Tí

Después de leer esto, opino que...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: